domingo, 12 de abril de 2015

¡El color de la fe!: Kenya






                                                                 
 ¡Señor, refréscame la mente porque esto no hay quien lo digiera!!!

Por ser cristiano te quitan de en medio… ¿Porque vino un Hombre hace dos mil años para salvar el alma de estos islamistas de Al Shabaab y de toda la humanidad? Pues sí…

¡Por Dios que me he vuelto espesa por demás! Pero no, es otra “historia”… Es la grandeza del Cristiano lo que le hace diferente, es la belleza de su alma lo que le hace semejante a Dios… Y entonces te liquidan para que no seas rey, príncipe o infante de la bondad, el conocimiento y la Verdad.

¡Jesús!, ¿somos la “créme de la créme”? Parece ser… A tu Palabra y tu insignia, la bala y la muerte. ¡Venga mártires por doquier!, no pasan de nosotros ni en sueños…

¡Arriba pues, universitarios de Dios!, ¡arriba Universidad de Garissa por encima de todas las Universidades del mundo!!!  Llegando a Dios en esta Semana Santa nos habéis anunciado a Jesús, Cátedra del alma.

Hoy estudiáis en los recintos de la Sabiduría Omnipotente creando seguidores por toda la  tierra, no sois indiferentes al mundo ¡Por Dios, que no! Y aunque vuestras familias os echan de menos, como más de medio mundo, nuestros corazones están repletos de vuestra  juventud y frescura de Cristo.

No es lucha de religiones como he oído decir, sino la incapacidad de muchos por reconocer la verdad del Hijo del Hombre: Un estilo de vida. Ya decía yo que éramos especiales, tan pequeños y necesarios, como para formar la Sangre de Cristo.    

Mamás, papás, no lloréis más, ya estáis con ellos pues donde han ido, no hay tiempo de años, días u horas, sino un presente eterno en la Universidad “Cum Laude” del cielo, plena de amor por los cuatro costados.     

No les hizo falta estudiar en el Seminario, testigos predilectos de Dios, pues les quitaron la vida por su fe cristiana; ejemplo y almas convertidas en enseñas de Dios. ¡Qué grande es vuestra bandera!


 Emma Díez Lobo

2 comentarios: